Noticias

El Concejo Deliberante de Rio Grande debió sesionar en forma privada por falta de garantías.

X Sesión Ordinaria

Una manifestación de ATE y ASOEM impidió el normal desarrollo de la Sesión. Los Concejales debieron apegarse al artículo 85 de la Carta Orgánica Municipal y sesionar en forma privada entendiendo que “no estaban dadas las garantías” y a los efectos de preservar la integridad física de los trabajadores del Concejo Deliberante, el personal policial y los concejales y evitar situaciones violentas en el recinto. En la Sesión se aprobó el Presupuesto 2014; la readecuación presupuestaria y se rechazó la Cuenta de Inversión del 2012.

 

RIO GRANDE.- (17 DE DICIEMBRE) El Concejo Deliberante debió sesionar hoy “en forma privada” y a puertas cerradas a raíz de una fuerte protesta realizada por los gremios municipales de ATE y ASOEM que se hicieron presentes en el recinto con bombos y banderas y anunciaron la firme decisión de impedir la Sesión del Concejo y que se apruebe la readecuación presupuestaria. La postura de los gremios coincidía con los planteos hechos por el Departamento Ejecutivo aunque desde el Concejo Deliberante los concejales aclararon que se trata de recursos presupuestarios que corresponden sean distribuidos entre los órganos municipales.

La Sesión se desarrolló con la presencia de 4 de los siete Concejales por lo que el debate fue presidido por la titular del Cuerpo, concejal Miriam Boyadjian y la presencia de los concejales Mauricio Oyarzo; Alejandro Nogar y Alfredo Guillén. En tanto que estuvieron ausentes los concejales Laura Colazo; Esteban Chiquito Martínez; y Héctor Moncho Garay.

La Sesión comenzó a desarrollarse normalmente, como es habitual, en el recinto de sesiones, sin embargo a poco de iniciada la misma y cuando se estaba concluyendo con la lectura del Orden del Día, dirigentes de ATE y ASOEM irrumpieron en el edificio legislativo con bombos y banderas e interrumpieron la Sesión por lo que los concejales mocionaron un “cuarto intermedio” sin embargo tras una larga espera y ante la permanencia de los manifestantes en el interior del edificio, la titular del Concejo Deliberante solicitó la colaboración de la Fuerza Pública.

El subcomisario Marcelo Guerrero se presentó en el Concejo Deliberante y medió con los trabajadores quienes le manifestaron su intención de impedir el tratamiento del asunto referido a la readecuación presupuestaria por lo que transmitió a los Concejales sobre esta situación y dispuso un cordón policial entre las bancas y el exaltado público.

Ante la permanencia de los manifestantes en el recinto, los concejales resolvieron, cerca de las 22 horas, apegarse al artículo 85 de la Carta Orgánica Municipal por entender que “no están dadas las garantías para continuar sesionando en la Sala de Sesiones y a los efectos de resguardar la paz social”.

De esta manera se dio tratamiento a los diferentes temas y se procedió a la aprobación de el Presupuesto 2014 con importantes modificaciones con relación al proyecto original presentado por el Ejecutivo; también se aprobó rechazar la Cuenta de Inversión del 2012, la bonificación impositiva para quienes abonen las obligaciones tributarias por anticipado.

Además se aprobó la readecuación presupuestaria para destinar al Concejo Deliberante; Tribunal de Cuentas y Juzgado de Faltas en $4.880.000 de los cuales $3.500 corresponden al Concejo Deliberante; $380.000 para el Tribunal de Cuentas Municipal y $1.000.000 para el Juzgado de Faltas.

 

Concluida la Sesión los Concejales opinaron sobre la situación que derivó en que la misma se efectuara en el marco del artículo 85 de la Carta Orgánica Municipal en tal sentido la presidenta del Concejo, Miriam Boyadjian, explicó que “de forma violenta dirigentes de ATE y ASOEM

interrumpieron e impidieron que pudiéramos sesionar, por lo que convocamos a las fuerzas de seguridad pero vimos que la situación no se pacificaba y nosotros debíamos sesionar porque hoy concluía el período de sesiones ordinarias” y aseguró que en lo personal “no entiendo porque tanta violencia o  porque se nos increpaba” incluso aseguró que “ni siquiera quisieron dialogar, y aseguró que también se arrojó gas pimienta, por parte de los manifestantes, para evitar que la Sesión continuara en la presidencia”.

Con relación a la readecuación presupuestaria Boyadjian explicó que “el Concejo Deliberante no estuvo en rojo nunca, por el contrario, hoy tenemos un saldo positivo”.

El concejal Alfredo Guillén expresó “una profunda tristeza por el desmanejo político del Municipio porque más allá de no estar a la altura de las circunstancias, le mintió a los trabajadores; a los gremios; a los concejales”.

Y consideró que “después de 30 años de democracia ha generado este malestar, esta imposibilidad de trabajar y hoy hemos tenido que votar un Presupuesto a puertas cerradas a pesar de que es una herramienta que necesita el Intendente”.

Por lo cual aseguró que esta situación “no se entiende” dado que “todos los años se hacen readecuaciones presupuestarias en la medida que ingresan mayores recursos” por lo tanto insistió en “la incapacidad política del Municipio” y aseguró que “se ha utilizado una herramienta de intimidación hacia los concejales y no llegar a un acuerdo” y remarcó que la readecuación presupuestaria es en base “al informe de finanzas de noviembre de un ingreso de 836 millones de pesos” por lo tanto “la Carta Orgánica es muy clara al respecto y nos dice que los tres poderes participan del 8% del Presupuesto de la Municipalidad por lo tanto hemos tomado ese porcentaje aunque hemos sido muy considerado porque no tomamos el total de lo que nos corresponde”.

Deja un comentario