GOBIERNO TDF, Nacionales, Noticias, Provinciales, Rio Grande, TRABAJO, USHUAIA

Las Fabricas Modifican sus Planes a la Espera de la Reforma Tributaria

El objetivo del Gobierno Nacional es eliminar el impuesto interno del 6,55% a los productos fueguinos y del 17%, para los importados. Habrá más competencia.

El anuncio de la reforma impositiva ya está modificando el escenario en el sector de la electrónica. De entrada, implica una baja de entre el 4% y 7% en el precio de los equipos.

Estos cambios introdujeron cierta incertidumbre en la industria radicada en Tierra del Fuego, concentrada en 13 empresas, donde básicamente se producen la mayoría de las TV, acondicionadores de aire y celulares.

“Claramente, la pelea más dura con los importados se da en los productos de baja gama”, interpreta Federico Hellemeyer, presidente de la AFARTE, la cámara sectorial.

La semana pasada, el Gobierno logró un acuerdo con la industria local para bajar los precios. Empresarios, gremios y funcionarios provinciales firmaron un acuerdo “para mejorar la competitividad” que establece, entre otras cosas, el congelamiento de salarios por dos años y frenar despidos.

Todo es parte de un plan sistemático de ir reduciendo subsidios al régimen fueguino, el más antiguo y costoso del país. Vigente desde 1972, el régimen de la isla cuenta con numerosos beneficios, entre ellos el no pago de IVA, Ganancias ni derechos de importación.

 

En principio, el objetivo del Gobierno es eliminar el impuesto interno del 6,55% a los productos fueguinos y del 17%, para los importados. El cronograma, inmerso en la lógica gradualista, establece llevarlo al 0% y 10,5% el año próximo, para quitarlo definitivamente en 2023, justo el año en que vence el régimen especial aduanero en Tierra del Fuego.

A esto se suma la baja impositiva dispuesta el año pasado para otros productos, como laptops, microondas y tablets. Las consecuencias ya se verifican en las estadísticas de la AFARTE. Entre enero y octubre de este año, salvo los celulares (7%), el resto de las categorías ensambladas en el país cayeron. TV (-13%), aires acondicionados (-13%), notebooks (-100%), microondas (-41%) y monitores (-81%). El empleo directo de octubre del año pasado al mismo mes de 2018 cayó de 10.166 a 9.351. Y esto recién empieza.

Frente a estos cambios, las marcas multinacionales modifican sus estrategias. Desde Huawei, por ejemplo, dijeron a Clarín que los anuncios de la semana pasada los sorprendieron. “El área de impuestos de la compañía está haciendo números para decidir la conveniencia de qué modelos conviene importar o producir”, señaló un ejecutivo de la empresa china.

“Cuanto menor es el valor del producto, la pelea con el importado es más dura”, se sincera Hellemeyer. Sin embargo, el directivo cree que el congelamiento salarial por dos años es muy significativo, ya que representa entre 11% y 15% en el precio final de un producto, según sea la categoría. Hoy y tras la rebaja impositiva del año pasado a laptops y tablets, la producción fueguina es viable para celulares, TV y acondicionadores de aire. “Todo se achica -se lamenta Hellemeyer-, pero creemos que con alguna cobertura no habría tantos riesgos”.

En línea blanca (heladeras, lavarropas y cocinas) la situación es diferente. Hace dos meses, Samsung amplió su planta de Cañuelas para producir heladeras de alta gama para abastecer al mercado interno y exportar a la región. La marca coreana ya fabricaba lavarropas.

Y la semana pasada, Whirlpool se sumó a la movida: tras reconvertir su centro logístico en una planta de la Tablada, ahora produce cocinas premium y lavarropas.

 

Deja un comentario